Noticias Detalle
El Papa abre el camino para la beatificación del padre jesuita salvadoreño Rutilio Grande

24 de febrero de 2020. — el Vaticano anunció el 22 de febrero último que el Papa Francisco reconoció el martirio de un compañero jesuita, el padre salvadoreño Rutilio Grande, y sus dos acompañantes que fueron asesinados cuando se dirigían a una novena en 1977 en El Salvador.

El reconocimiento papal de su martirio abre el camino para su beatificación, aunque el Vaticano no ha anunciado aún una fecha para la ceremonia.

Un mural en El Paisnal, El Salvador, presenta a San Oscar Romero y al nativo de la ciudad, el P. Rutilio Grande, SJ, rodeado de hombres, mujeres y niños rurales. El P. Grande sirvió a la comunidad desde 1972 hasta su asesinato el 12 de marzo de 1977. (Foto del CNS / Rhina Guidos)

El P. Grande murió el 12 de marzo de 1977, cerca de El Paisnal, su ciudad natal, en la zona rural de El Salvador, después de que le dispararan una docena de veces o más junto al anciano feligrés Manuel Solórzano y al adolescente Nelson Rutilio Lemus, que lo acompañaban a una novena para la fiesta de San José. Sus cuerpos fueron encontrados sin vida en el jeep volcado que conducía el sacerdote.

Aunque nació en el campo de El Salvador, el P. Grande fue educado como miembro de la Compañía de Jesús, principalmente en España y Bélgica y en otras partes de América Latina. Sin embargo, luego regresó para trabajar con las masas pobres y rurales de su país natal. Los equipos de misioneros que organizó enseñaron a los campesinos a leer usando la Biblia, pero también ayudaron a los trabajadores rurales a organizarse y denunciar a una minoría rica y poderosa que les pagaba salarios exiguos, y para confrontar los males sociales que los aquejaban porque eran pobres.

Las tumbas del P. Rutilio Grande, de Manuel Solórzano y de Nelson Lemus son vistas dentro de una iglesia en El Paisnal, El Salvador. (Foto del CNS / Edgardo Ayala)

Con un equipo de misioneros jesuitas y agentes pastorales laicos, el P. Grande, quien era el pastor de una iglesia en el pueblo vecino de Aguilares, evangelizó una amplia zona rural en El Salvador desde 1972 hasta su asesinato cometido por escuadrones de la muerte. Como pasó con el asesinato de San Oscar Romero y decenas de miles de otros salvadoreños, nadie fue acusado por su muerte o la de sus feligreses.

El reconocimiento oficial del martirio del P. Grande y sus compañeros significa que serán beatificados sin que se les atribuya un milagro, aunque en el pasado el Papa Francisco ha sido citado diciendo que el primer milagro del Padre Grande fue San Romero.


Una pintura del padre jesuita Rutilio Grande se ve en la rectoría de la iglesia de San José en la ciudad de Aguilares, El Salvador. El padre Grande fue asesinado hace 43 años, el 12 de marzo de 1977, mientras se dirigía a una novena. (Foto del CNS / Octavio Duran)

Un ramo seco de flores al pie del Monumento de las Tres Cruces en El Paisnal, El Salvador, que marca el lugar donde el Padre Rutilio Grande y dos feligreses fueron emboscados y asesinados a balazos el 12 de marzo de 1977. (Foto del CNS / Rhina Guidos)

La beatificación es un paso previo a la santidad; para que el P. Grande y sus compañeros sean canonizados, un milagro tendría que atribuírseles por su intercesión.

Al visitar la iglesia en El Paisnal donde Rutilio Grande y sus compañeros fueron enterrados en febrero pasado, el Superior General Jesuita Arturo Sosa dijo: “Hemos venido aquí para celebrar la Eucaristía, para pedirle a Dios que el ejemplo de compromiso cristiano vivido por Rutilio Grande y sus compañeros, mártires de la fe que promueven de la justicia social, nos inspire y nos renueve”.

“Los mártires dan testimonio del valor del único sacrificio redentor”, dijo, "el sacrificio de la vida dada por amor y con amor, como lo hizo Cristo, para ofrecer la liberación y la reconciliación. Es un sacrificio que, por el poder del Espíritu, también puede ser asumido por aquellos que aceptan la invitación de poner en práctica la Palabra de Dios y emprender el camino de seguir a su Hijo". [Fuentes: Catholic News Service, Jesuit Curia]


Noticias

Hassan Abdullahi reflexiona sobre sus experiencias como refugiado somalí que vivió en Jordania durante el COVID-19.

Shannon K. Evans, escritora y madre de cinco hijos, narra momentos de gracia en su vida diaria.

Mientras pensaba en lo que el coronavirus podría significar para su familia y para las personas marginadas, Bellm escribió la "Oración en momentos de una pandemia", ampliamente compartida en Internet.

El Padre O'Hare murió el 29 de marzo de 2020 en el Bronx, Nueva York, después de una larga enfermedad. Tenía 89 años de edad.

¿Qué puede enseñarnos la experiencia de este santo jesuita en la pandemia de hoy?

En mi primera noche en cuarentena no dormí muy bien.

El P. Ted Penton, SJ, pronunció esta homilía el 22 de marzo desde su dormitorio en el Gonzaga College High School, en Washington, D.C., donde permanece en cuarentena.

vea todas las noticias

Búsqueda de las noticias

Publicaciones

America - 7/20/15

America - 7/6/15

America - 6/22/15



Demontreville Jesuit Retreat House
The Demontreville Jesuit Retreat House is located on the shores of Lake De Montreville in Lake Elmo, Minn.