Noticias Detalle
Una meditación contra la angustia en medio del Covid-19

16 de marzo de 2020. - Toma conciencia de tu respiración.

Respira… Exhala... Respira... Exhala...

Controla tu respiración. Es difícil. Estamos en tiempos inciertos, en aguas desconocidas. Cuando hay pánico nuestras respiraciones pueden ser cortas. Es posible que hayamos olvidado cómo respirar juntos.

Respira… Exhala... Respira... Exhala...

Lea lentamente el Salmo 46:11: "¡Cálmate y sabed que yo soy Dios!". Dios te está hablando. ¿Qué le respondes?

¡Cálmate y sabed que yo soy Dios!

Dios de todos, mi fe se pone a prueba durante este tiempo de pandemia. Tus casas de oración y adoración están vacías: ¿podemos reunirnos sin contagiarnos? ¿Pueden los miembros más vulnerables de nuestra familia humana, los ancianos y los enfermos, venir a rezar sin miedo?

Al parecer, la respuesta a estas preguntas es no.

¡Cálmate y sabed que yo soy Dios!

Dios, sé que estás aquí, incluso si me siento solo en casa. Tal como te apareciste a Moisés en la zarza ardiente, te nos aparece ahora, de maneras sorprendentes e impredecibles.

Puede que no te encuentre donde te espero: en mi comunidad, en la Misa, en la Eucaristía, pero dame ojos para hallarte en nuevos lugares: en transmisiones en vivo, en el Facetime, en la tranquila soledad.

¡Cálmate e infórmate! 

Dios de los enfermos, Dios de los vulnerables, dame claridad para ver a través del ruido y el desorden. Concédeme serenidad para tener una mente juiciosa que sopese la información que recibo. Sostenme con fortaleza para que tenga el coraje de aprender todo lo que necesito saber sobre esta enfermedad que afecta a nuestro mundo.

No quiero ceder ante el miedo, el pánico, la histeria. Pero sí quiero tomar buenas decisiones, para mí, para mi comunidad, para mi mundo. Ayúdame a hacerlo.

Cálmate

Sé que tengo que cambiar mi vida diaria, mi rutina diaria. Sé que ya no puedo ir y venir como deseo. En este tiempo de Cuaresma, recuérdame el significado espiritual del ayuno: el apartar las cosas para darte tu lugar, Dios, y para lograr el bien común. Dame un espíritu de ayuno mientras enfrento esta enfermedad.

Puedo ver estos momentos de quietud - estos momentos donde no estoy afuera, en bares, en restaurantes, en eventos y actividades-, como oportunidades para encontrarme contigo; y como mi pequeña pero importante contribución al bien común de nuestro mundo.

Siente

Siento que hay muy poco que pueda hacer para poner fin a esta crisis. Concédeme la sabiduría de simplemente sentir, de sentarme, de descansar, de mirar y confiar en que tu mano está presente en el trabajo, guiando y protegiendo a los profesionales de la salud, a los científicos, a los socorristas y a los funcionarios del gobierno, así como a mis vecinos, particularmente a aquellos que son más vulnerables.

Respira… Exhala... Respira... Exhala...

Amén.



Eric Clayton es alto directivo de comunicaciones en la Conferencia Jesuita. Es profesor adjunto de Comunicación de Masas en la Universidad de Towson, y ha trabajado con numerosas organizaciones basadas en la fe como Catholic Relief Services, Maryknoll Lay Missioners y Sisters of Bon Secours.



Noticias

Hassan Abdullahi reflexiona sobre sus experiencias como refugiado somalí que vivió en Jordania durante el COVID-19.

Shannon K. Evans, escritora y madre de cinco hijos, narra momentos de gracia en su vida diaria.

Mientras pensaba en lo que el coronavirus podría significar para su familia y para las personas marginadas, Bellm escribió la "Oración en momentos de una pandemia", ampliamente compartida en Internet.

El Padre O'Hare murió el 29 de marzo de 2020 en el Bronx, Nueva York, después de una larga enfermedad. Tenía 89 años de edad.

¿Qué puede enseñarnos la experiencia de este santo jesuita en la pandemia de hoy?

En mi primera noche en cuarentena no dormí muy bien.

El P. Ted Penton, SJ, pronunció esta homilía el 22 de marzo desde su dormitorio en el Gonzaga College High School, en Washington, D.C., donde permanece en cuarentena.

vea todas las noticias

Búsqueda de las noticias

Publicaciones

America - 7/20/15

America - 7/6/15

America - 6/22/15



Jesuit Retreat House on Lake Winnebago
Located 80 miles north of Milwaukee, the Jesuit Retreat House on Lake Winnebago welcomes men and women of all faiths to its silent preached and directed retreats.