Noticias Detalle
Communitas ad dispersionem en tiempos de coronavirus

Por el P. Matthew Carnes, SJ

A medida que las escuelas y parroquias jesuitas adoptan el "distanciamiento social" para abordar el coronavirus, me encuentro experimentando un abanico de emociones. Mi primer instinto ha sido sentir tristeza por la separación de mis alumnos, colegas y amigos, y la confusión de lo que esto significará para el futuro compartido que hemos estado construyendo.

Sin embargo, recuerdo la forma en que San Ignacio y los primeros compañeros se veían a sí mismos: como una communitas ad dispersionem, una comunidad en dispersión.

Primero se habían sentido unidos por Dios hacia una vida y una misión compartidas, y habían descubierto la verdadera alegría en la compañía del otro. Sus años como estudiantes universitarios en París y, más tarde, en el ministerio público en Venecia y Roma, los llevó a llamarse a sí mismos "amigos en el Señor", unidos diariamente por la oración y el servicio.

Pero cuando las necesidades de los tiempos requerían que se esparcieran por todo el mundo, partieron. A menudo, con un aviso de un día o una semana, se propusieron nuevos futuros inexplorados, respondiendo a aquellos que sufren enfermedades y aprovechando las oportunidades que surgían para enseñar, aprender y acompañar.

Sin embargo, a pesar de las interrupciones y separaciones, permanecieron íntimamente conectados a través de los medios de esos días – las cartas, cuidadosamente elaboradas y compartidas - para que cada uno continuara sintiéndose unido a todos los demás. Leían y releían esas cartas, y rezaban el uno por el otro diariamente. Siendo aún una comunidad, una misión, una vida.

Cuando llego al final de esta semana de tantos cambios y perturbaciones, me alienta ver a mis amigos, colegas y estudiantes abrazar este momento con el mismo espíritu de esos primeros jesuitas. Usando la tecnología de nuestros días, con todas sus campanitas y silbidos, y ocasionales fallas, para mostrar gentileza y compasión, para dar aliento y elevar. Cuidarnos e inspirarnos unos a otros para enfrentar los desafíos. Separados, sin duda, pero aún unidos. Siendo aún una comunidad.

P. Matthew Carnes, SJ, es profesor asociado en el Departamento de Gobierno y en la Escuela de Servicio Diplomático Walsh de la Universidad de Georgetown; se desempeña también como director del Centro de Estudios Latinoamericanos de Georgetown.


Noticias

Hassan Abdullahi reflexiona sobre sus experiencias como refugiado somalí que vivió en Jordania durante el COVID-19.

Shannon K. Evans, escritora y madre de cinco hijos, narra momentos de gracia en su vida diaria.

Mientras pensaba en lo que el coronavirus podría significar para su familia y para las personas marginadas, Bellm escribió la "Oración en momentos de una pandemia", ampliamente compartida en Internet.

El Padre O'Hare murió el 29 de marzo de 2020 en el Bronx, Nueva York, después de una larga enfermedad. Tenía 89 años de edad.

¿Qué puede enseñarnos la experiencia de este santo jesuita en la pandemia de hoy?

En mi primera noche en cuarentena no dormí muy bien.

El P. Ted Penton, SJ, pronunció esta homilía el 22 de marzo desde su dormitorio en el Gonzaga College High School, en Washington, D.C., donde permanece en cuarentena.

vea todas las noticias

Búsqueda de las noticias

Publicaciones

America - 7/20/15

America - 7/6/15

America - 6/22/15



Jesuit Spirituality Center
Situated on 900 acres of farmland, the Jesuit Spirituality Center at Grand Coteau provides a quiet environment for those seeking God through the Spiritual Exercises.