Nuestra acción
Justicia Social

Los Jesuitas creen que la fe Cristiana demanda un compromiso con la justicia. Esto significa confrontar las estructuras de nuestro mundo que perpetúa la pobreza y la injusticia. Como la orden religiosa lo declaró en su 32ª Congregación General en 1975: “La misión de la Compañía de Jesús hoy, es el servicio de fe, del cual la promoción de justicia constituye un exigencia absoluta.”

Esta misión adopta muchas formas, incluyendo obras de servicios, justicia, diálogo y defensa alrededor del mundo. Y no es sin costo: Más de 45 Jesuitas han sido asesinados por sus trabajos a favor de los pobres y los marginados desde la declaración de la 32a Congregación General. Entre ellos hay seis educadores Jesuitas, quienes junto con la empleada de servicios domésticos y su hija, fueron sacrificados la madrugada del 16 de noviembre, 1989, por oficiales militares en El Salvador.

Internacionalmente, el alcance de justicia social más conocido de la Compañía de Jesús es el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS). La agencia comenzó en 1980 en respuesta a la difícil situación de los refugiados vietnamitas que huyeron del país en el despertar de la guerra de Vietnam. Hoy, JRS trabaja en más de 50 países para atender las necesidades urgentes de aquellos que han sido desplazados forzosamente. Educar a los niños en los campos de refugiados es una respuesta a esas necesidades.

Como todo ministerio social Jesuita, el trabajo de refugiados está profundamente arraigado en la espiritualidad Ignaciana, que procura encontrar a Dios en todas las cosas. Aquellos que siguen esta vocación se ven a sí mismos como testigos de la realidad de que Dios está presente en la historia humana, incluso en esos trágicos episodios cuando la gente es expulsada de sus hogares por la persecución, la guerra, el hambre, el desastre o la injusticia económica.

En los Estados Unidos, el JRS/USA ha ministrado a las necesidades espirituales de los inmigrantes detenidos y refugiados. Una extensión de esta obra es la Kino Border Initiative (KBI), un ministerio binacional. Inaugurado en el 2009, KBI ofrece asistencia humanitaria directa y albergue a migrantes recientemente deportados en Nogales, México, mientras se les provee educación, alcance y defensa, a través de sus obras en Nogales, Arizona. KBI procura informar y transformar políticas de inmigración locales, regionales y nacionales.

Estudiantes inspiradores

Un programa afiliado destacado es el Jesuit Volunteer Corps (Cuerpo de Voluntarios Jesuita) y Jesuit Volunteers Canada (Voluntarios Jesuita Canadá). Popular entre los recientes graduados de colegio universitario, los voluntarios pasan un año trabajando en una variedad de proyectos anti-pobreza a través de los Estados Unidos y en varios países en el extranjero. El “carisma” Jesuita u orientación spiritual también ha inspirado una familia emergente de las organizaciones de justicia Ignacianas, como la Ignatian Solidarity Network (Red de Solidaridad Ignaciana). Esta red coordina servicios relacionados con la justicia y actividades de abogamiento entre escuelas, parroquias y otras instituciones Jesuitas.

Además, las universidades y las escuelas secundarias Jesuitas incorporan la dimensión de justicia dentro de la experiencia educacional de sus estudiantes. También hay un número de aclamadas iniciativas locales lideradas por Jesuitas individuales. Por ejemplo, Hopeworks, es un programa de capacitación y organización de desarrollo para jóvenes del centro de la ciudad en Camden, New Jersey, que aborda la pobreza y la violencia enseñando oficios como diseño Web y conectando gente joven con clientes y empleadores, mientras se les ofrece un cuidado psicológico-social al trauma-informado. En Los Ángeles, otra organización liderada por Jesuitas, Homeboy Industries, procura ofrecer soluciones a la violencia juvenil creando puestas en marcha que incluyen panadería, paisajismo y el negocio de eliminación de tatuaje. Estas y otras empresas dan trabajo a personas que en el pasado han sido miembros de pandillas, ofreciéndoles esperanza y alternativas a la violencia y a la pobreza endémica.




Justicia Social Defensa Corporativa
Educación Parroquias Diálogo Interreligioso Asociaciones


White House Jesuit Retreat Center
The White House Jesuit Retreat Center is located on a beautiful 80-acre campus on the bluffs of the Mississippi River in St. Louis.